Skip to content

Microsoft elimina el Kin

Ni las compañías más exitosas son infalibles, pero de todas maneras sigue resultando sorpresivo el hecho de que Microsoft no pudiera lograr recuperar el dinero invertido con su teléfono móvil Kin y se vea obligado a dejar de producirlo luego de solo 500 unidades vendidas.

La cifra ha generado una serie de rumores luego de que fue confirmada por un artículo de Business Insider en el cual se señala que algunos empleados de Microsoft solo verificaron 503 ventas de smartphones Kin, lo cual llevó a una ganancia total que ni siquiera pudo cubrir los gastos de la fiesta de lanzamiento del teléfono móvil.

En el artículo también se cita a uno de los empleados involucrados en el proyecto que señaló que “Como un empleado, estoy avergonzado. Como accionista, estoy molesto,”.

El diario The New York Times continuó destrozando el dispositivo trayendo un interesante punto: “la debacle de los Kin es un reflejo de la lucha de Microsoft para ofrecer lo que la generación más joven de los consumidores obsesionados con la tecnología quieren. Microsoft parece detrás de los tiempos. Parte de su problema puede ser que su capacidad para atraer a los desarrolladores de software también está disminuyendo, lo que amenaza su capacidad de dirigir los mercados en el largo plazo. Cuando se trata de dispositivos electrónicos, los desarrolladores prestan atención a dos compañías: Apple y Google”.

El producto Kin llevó una inversión total de 1.000 millones de dólares y dos años de trabajo, sin embargo no se pudo llegar ni siquiera a un nivel mediocre de ventas, en gran parte por culpa de una mala estrategia de lanzamiento de Versión y en otra parte por características pobres del smartphone.